Coronavirus: al borde del "paga dios" en la cadena de pagos

18:05 | Lo reclaman las empresas grandes, las medianas y las chicas. También las familias y las personas individuales. Todos, sin excepción, piden cuidar que, aunque a los tumbos, no se corte la cadena de pagos.

La pandemia de coronavirus y la prolongación del aislamiento obligatorio hasta el fin de la Semana Santa por motivos sanitarios entra en colisión con las dificultades que se registran en la compensación de pagos entre particulares.

Los casos se multiplican. Jubilados que se ven obligados a ir al cajero automáticos porque no tienen token u otra clave para poder transferirle fondos a otros familiares que también estás aislados.

Empresas que ya depositaron los cheques pero no llegaron a compensarse. Empresas y particulares que protegen el efectivo para pagar salarios y alimentos esenciales pero postergan el resto de las obligaciones. Lo sabe bien el Estado que habría registrado una caída en la recaudación real de impuestos superior al 10% en marzo. Es muy fuerte y pone al Estado frente al casi único instrumento que tiene para la ayuda social: emitir pesos fluidamente para atender la crisis.

¿Cuestionable? Ante una crisis como la que provocó la pandemia el Estado es el gran jugador que debe atender los problemas sociales y los de las empresas que han visto caer a cero sus ingresos. Dotar de liquidez a la actividad económica resulta esencial en momentos como el actual. Lo hacen las principales potencias que bañan de monedas fuertes al planeta y también los países emergentes con los instrumentos que tengan a mano.

Un punto central del baño de liquidez que se necesita para evitar un quiebre de la cadena de pagos tiene un fuerte tinte ideológico en el funcionamiento del sistema financiero.

Es probable que muchos en algún momento nos hayamos sentidos maltratados por un banco. ¿Quién no? Y siempre está la idea de el sistema financiero se lleva la mejor parte de la torta y, en muchos casos, es verdad. Pero sin un retorno los más pleno posible al funcionamiento del sistema financiero es indispensable para los próximos días.

Un comunicado de la Fundación Pro Tejer -lejos está de ser opositora al Gobierno- después de un largo listado de pedidos en materia financiera para las pymes finaliza diciendo "si se rompe la cadena de pagos no hay después". Tal vez suene exagerado pero lo importante es recatar el grado de alerta. Después de la atención del sistema sanitario, la de la cadena de pagos es claramente prioritaria.

Comentarios
Por favor ingrese los caracteres de la imagen
InicioNoticiasComisionesLegisladoresArchivoLinksEn vivoConcejo DeliberanteContacto

www.sobretablas.com 2009 - 2020 | Todos los derechos reservados | Periodismo legislativo - Provincia de Corrientes - Argentina

NEWSLETTER