La larga campaña que le hablará sólo a uno de cada tres argentinos

17:44 | El calendario electoral arranca el 17 de febrero en La Pampa y termina con el balotaje recién el 24 de noviembre. Macristas y kirchneristas tienen cada uno un 30% de los votos. La pelea por el tercio restante será cuerpo a cuerpo.
Por ahora el número canta 13, el de la mala suerte, pero apenas Tucumán confirme sus fechas serán al menos 14. Son los domingos ya confirmados en los que habrá elecciones durante 2019. Arrancan dentro de poco, el 17 de febrero en La Pampa, con una interna abierta, y terminan el 27 de octubre, con la primera vuelta presidencial. Todo indica también un bis casi obligatorio, el 24 de noviembre, día del muy probable balotaje que definirá quién se sentará en la Casa Rosada entre 2019 y 2023.

Son ocho las provincias que adelantarán sus elecciones a gobernador, para despegarlas de la presidencial. Todas en manos de la oposición a Cambiemos, y algunas de alto peso específico, como Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe. En otros distritos, donde el oficialismo nacional gobierna, las dudas campean. No saben qué harán Mendoza y Jujuy, con mandatarios radicales y, especialmente, Buenos Aires, donde María Eugenia Vidal deshoja la margarita. ¿Ir o no ir al mismo tiempo que Macri? Esa es la cuestión.

La larga campaña augura un escenario de prolongada incertidumbre, sumada al parate propio de los años electorales y que tensará aún más los números de la economía, que parecen escritos por Stephen King. Sin embargo, esa campaña, que comenzará oficialmente el 22 de julio, no les hablará a todos los argentinos con derecho a voto por igual. Uno de cada tres gozará de un tratamiento especial.

Se trata de ese tercio que no comulga con el oficialismo ni con el kirchnerismo. Estos, de acuerdo con todas las encuestas, tienen cada uno un piso del 30% de las intenciones de voto prácticamente inmodificable.

Mauricio Macri no va a desencantar aún más a ese núcleo de seguidores por más que el repunte previsto para el segundo trimestre quede (otra vez) sólo en un amable pronóstico. Cristina Kirchner no perderá un solo voto de sus admiradores por más cuadernos que salgan a la luz y exfuncionarios que terminen a la sombra.

Durán Barba lo sabe mejor que nadie: la artillería pesada debe estar dirigida a ese uno de cada tres que volcará la elección hacia uno u otro lado.

Cierto: en el medio queda el peronismo alternativo, o federal, que por ahora hasta carece de candidato. Sin embargo, la tiene muy difícil, justamente porque al votante macrista en última instancia lo que más lo asusta es un posible triunfo K y viceversa. Para convencer a cualquiera de ellos de poner en la urna una boleta diferente deberán coincidir un candidato extraordinario y una campaña brillante. La polarización está casi garantizada.

En ambos cuarteles saben que sus mejores armas consisten más en el defecto ajeno que en la virtud propia. La corrupción en un caso. La crisis económica, en el otro. Ahora, ¿qué le preocupa realmente a ese tercio que cortará el bacalao? ¿El bolsillo? ¿La calidad institucional? ¿Qué no vuelvan más? ¿Qué vuelvan por favor? Quien mejor responda estas preguntas más chance tendrá de ganar.

En 1955, el genial Isaac Asimov publicó un cuento llamado Sufragio Universal (Franchise, su título original). La historia transcurría en un futuro lejano que ya es pasado: el 4 de noviembre de 2008 día que, en la realidad, los estadounidenses eligieron a Barack Obama como presidente. Pero en el cuento, una gran computadora, Multivac, nominaba a una persona. El elector. La máquina, gracias a una gigantesca base de datos y a un algoritmo (de nuevo, esto fue décadas antes de Netflix, Spotify y YouTube) determinaba que ese único ser humano, por antecedentes, etnia, religión, edad, etc., era el promedio exacto del pensamiento del votante norteamericano. Y que lo que él decidiera era lo que millones y millones habrían elegido pero mucho más fácil y barato. Entonces, su solo voto era suficiente para ungir al presidente.

Por ahora, por suerte, estamos lejos de eso. No será una sola persona quien defina la próxima elección. Sí uno de cada tres.
Comentarios
Por favor ingrese los caracteres de la imagen
InicioNoticiasComisionesLegisladoresArchivoLinksEn vivoConcejo DeliberanteContacto

www.sobretablas.com 2009 - 2019 | Todos los derechos reservados | Periodismo legislativo - Provincia de Corrientes - Argentina

NEWSLETTER